Nevera de acampada: los mejores consejos para elegir la tuya

nevera portátil para playa

Una nevera de acampada huele a convivencia, amistad, playa y montaña en muchas situaciones que nos transmiten las mejores energías. Sin embargo la oferta en el mercado es abrumadora y no siempre es fácil escoger la mejor nevera portátil por calidad precio. 

Por eso, en nuestro post de hoy hemos pensado en hacerte una pequeña guía. ¡Especialmente para ti! No solo te ofreceremos consejos para comprar una nevera, sino que también te hablaremos sobre su funcionamiento y cómo sacarles rendimiento. En Inuitz tenemos soluciones para todas las necesidades, así que somos expertos en asesorar acerca de la mejor opción para cada situación. 

Antes de empezar, comentarte que si estás buscando una nevera para tu viaje en barco, hace poco te hablamos en nuestro blog sobre las neveras para barcos ideales para cualquier travesía en el mar. Ahora sí, ¡empecemos!

Neveras náuticas para tus viajes en barco

Tipos de nevera portátil para tu acampada

Existen dos grandes maneras de clasificar las neveras, dependiendo del material del que estén hechas o según cuál sea su funcionamiento. Dentro del primer grupo encontramos las neveras portátiles rígidas y las neveras de tela. 

Tipos de nevera portátil según el material empleado:

  • Nevera portátil de tela: la nevera de tela o porta alimentos de tela es sencillamente una bolsa textil forrada con un elemento aislante que permite que el calor exterior tarde mucho más en calentar su interior. Los ejemplos más claros de este tipo de nevera son las neveras de playa de tela.
  • Nevera rígida: las neveras portátiles de plástico rígido también son viejas conocidas de campistas y aficionados al picnic o las celebraciones deportivas al aire libre. Son resistentes y protegen aquello que contienen golpes y presiones. 

Tipos de nevera portátil según su funcionamiento:

  • Nevera portátil tradicional: en este tipo de nevera portátil el material aislante y el cierre hermético aíslan el interior del calor exterior, permitiendo que los alimentos, bebidas y cargas de frío se mantengan frescos durante más tiempo.
  • Nevera portátil eléctrica: en este grupo encontramos neveras portátiles a motor, capaces de producir frío.

nevera portátil de tela

Cómo funcionan las neveras portátiles

Las neveras portátiles son recipientes aislantes que nos sirven para transportar comida o bebida fría, entre otros usos. Gracias a que son un obstáculo a la transmisión de calor a su interior, mantienen cualquier elemento a temperatura óptima. 

A través de cargas de frío (recipientes herméticos de agua congelada) se mantiene un ambiente frío en su interior durante horas, haga el tiempo que haga en el exterior.

Cómo funciona una nevera portátil eléctrica

Una nevera portátil eléctrica funciona conectándose a la red eléctrica o incluso al mechero del coche, perfecto para viajes y estancias cortas fuera de casa. Esta mantiene el frío gracias a un motor en su interior, por lo que su funcionamiento recuerda al de las neveras tradicionales que tenemos todos en casa. 

¿Cuál es la mejor nevera de acampada para comprar?

La mejor nevera portátil para acampada siempre será la que se ajuste mejor a las circunstancias de nuestro viaje o a nuestras necesidades. 

Por ejemplo, si tan solo necesitamos llevar la comida del día a nuestro trabajo o al colegio, la mejor nevera portátil será pequeña, ligera y manejable, como la Igloo Lunch Box Dinos. En este caso tiene el tamaño perfecto para que quepa la comida de un día e incluso la bebida. Es compacta y tiene un estampado muy divertido, para que los más pequeños se enamoren de ella.

Por otro lado, si vamos a pasar un día fuera y somos varias personas, podemos plantearnos llevar algo de mayor capacidad. La opción de tela será muy buena en este caso, ya que se puede colgar al hombro y ganar en comodidad. Por ejemplo, la Igloo HLC 24 Seadrif con una capacidad de 19 litros, tiene una cómoda cinta ajustable para transportarla y es muy fácil de limpiar. 

Si nos parece más interesante una nevera rígida, tenemos diversos tamaños para escoger, algunos incluso perfectos para contener un gran volumen de refrescos o alimentos. La nevera portátil Pinnacle de 25 litros con asa, por citar alguna de nuestro catálogo, es fácil de apilar y cuenta con un compartimento exterior en la tapa, y para un grupo reducido puede ser perfecta para acampadas. 

Para grupos mayores siempre se puede recurrir por ejemplo a la nevera portátil con ruedas Igloo Glide 110 Sunset de 104 litros que, aunque llena puede pesar mucho, incorpora ruedas y una cómoda asa para facilitar su transporte. 

nevera portátil grande con ruedas

Cómo organizar una nevera pequeña

Por último, queremos que tengáis algunos pequeños trucos para organizar como es debido tu nevera portátil. Así, puedes obtener su mejor rendimiento y experimentar la comodidad y libertad que proporcionan estos recipientes. 

Lo ideal es que se apilen los alimentos metidos en fiambreras para evitar su aplastamiento y que las capas se vayan alternando con cargas de frío, de ese modo mantendrán una temperatura constante. Una buena idea es meter las botellas de agua en el congelador y transportarlas de esa manera. En la base de la nevera portátil, lo mejor es colocar las primeras capas de cargas de frío.

 

Los elementos más resistentes y pesados deben ir en el fondo, y los más frágiles en la parte superior. Por ejemplo, poner las latas de refresco abajo y la fruta o verdura fresca, arriba de estas.

Dentro de esta lógica que organiza según peso y resistencia, podremos tratar de organizar también la manera de tener más accesibles los alimentos que vayamos a comer antes.

¿Crees que ya puedes elegir mejor tu nevera portátil ideal? ¡Búscala en nuestra tienda!