Descubre las 5 calas más tranquilas en Castellón

Descubre el paraíso escondido en la costa de Castellón mientras exploramos las 5 mejores calas de esta maravillosa provincia. Con sus playas de ensueño, aguas cristalinas y entornos naturales cautivadores, Castellón ofrece un sinfín de tesoros costeros por descubrir. Desde calas escondidas entre acantilados hasta pequeños paraísos rodeados de vegetación, cada rincón de esta tierra mediterránea te sorprenderá con su belleza única. Prepárate para sumergirte en un fascinante viaje lleno de sol, arena y mar, mientras te presentamos las joyas ocultas más impresionantes de la costa castellonense. ¡Ven con nosotros y descubre la magia que aguarda en estas 5 imprescindibles calas de Castellón!

La Renegà

Cala la Renegà

Esta preciosa cala se encuentra a mitad de camino entre Oropesa del Mar y Benicàssim. Es posible acceder en coche o llegar a través de la vía verde costera que conecta ambos pueblos. Esta cala de naturaleza virgen está rodeada de vegetación y ofrece un ambiente tranquilo y relajante. Es ideal para los amantes del snorkel y buceo gracias a sus aguas cristalinas y una rica variedad de vida marina. Además, de camino al acceso podrás encontrar el Bar La Renegà Carpe Diem, donde podrás disfrutar de una parrillada o de un aperitivo en medio de la naturaleza.

Cala Mundina

Cala Mundina

Situada al comienzo de la Sierra de Irta, cerca de Alcocéber, es un verdadero tesoro para los amantes del snorkel. Con su playa salvaje y aguas cristalinas, ofrece una experiencia submarina única. Además, podrás explorar una cueva de fácil acceso, lo que añade una dosis de aventura a tu visita.

Llegar a esta joya natural es sencillo y ofrece dos opciones. Puedes acceder a pie desde Alcossebre, lo cual te llevará solo 15 minutos y te permitirá disfrutar del entorno mientras caminas hacia la cala. Si prefieres llevar el coche, puedes estacionarlo en la cala Blanca y realizar un corto paseo de tan solo 5 minutos

Además de su atractivo submarino, la Cala Mundina se encuentra en el inicio del parque natural de la Serra de Irta. Aquí, podrás disfrutar de una ruta costera sin complicaciones, bordeando la costa, donde te sorprenderás con piscinas naturales entre las rocas y una sucesión de pequeñas calas a lo largo del camino. Se recomienda llevar escarpines para proteger tus pies mientras exploras este paraíso costero.

Cala Blanca

Cala Blanca Castellón

Ubicada cerca de Alcoceber y justo anterior a Cala Mundina, esta cala es perfecta para disfrutar de un refrescante chapuzón. Cuenta con áreas tanto de roca como de arena, lo que la hace más cómoda que el resto de calas de la zona. Sus aguas cristalinas son limpias y su entorno está bien cuidado y tranquilo, creando un ambiente relajante. Antes de descender a la cala, encontrarás un mirador y bancos y merenderos para disfrutar de las vistas panorámicas o hacer un picnic. Aunque no es muy grande, es un rincón acogedor y accesible en coche, ya que hay una pequeña zona de parking.

Playa del Pebret

cala del pebret

La playa del Pebret, situada en la Sierra de Irta ofrece unas vistas panorámicas durante el camino son espectaculares, brindando un paisaje impresionante. Esta playa se caracteriza por su entorno natural y su ambiente tranquilo, ya que carece de servicios como duchas, socorrista o chiringuito, lo que la convierte en una opción para aquellos que buscan algo diferente a lo habitual.

Las aguas de la playa del Pebret son limpias y tranquilas, ideales para disfrutar del snorkel y observar pulpos y peces curiosos. El lugar es una mezcla perfecta de playa, rocas, vegetación y pinares, recordando a las calas de Menorca u otros lugares similares. Además, debido a que el acceso con coche requiere una cita previa y el camino puede ser complicado, hay muy poca gente en la playa, lo que garantiza una experiencia más íntima con la naturaleza.

En la Platja del Pebret, al final del sendero sin dificultad, encontrarás una pasarela de madera y una ruta botánica. Aquí, se habilitan algunas zonas de merenderos y un poco de estacionamiento para quienes llegan en vehículo. Aunque es posible acceder en coche, la carretera no es del todo agradable, por lo que muchos prefieren hacer la ruta a pie.

Esta cala sin embargo, ofrece un acceso algo complicado en coche debido a sus curvas, cuestas y acantilados, pero nada que no se pueda superar con precaución. Si queréis visitarla en temporada alta en verano accediendo en coche, deberéis de pedir cita.

Cala del Pinar

cala del pinar

La Cala del Pinar en Vinaròs es una verdadera joya que enamora a sus visitantes con su extensa playa y su encantador entorno natural. Rodeada por un pequeño bosque de pinos, esta playa ofrece una maravillosa oportunidad para capturar fotografías impresionantes. A pesar de su popularidad y la presencia de un cómodo aparcamiento, sorprendentemente, se puede disfrutar de un ambiente relajado y sin agobios.

El agua suele estar cristalina y limpia, ideal para practicar snorkel, especialmente en su parte norte, donde se puede observar la exquisita fauna marina entre las rocas. Reconocida como una de las mejores calas de Vinaròs, su belleza natural y aguas transparentes la hacen inolvidable para todos aquellos que la descubren.

Aunque puede pasar desapercibida para quienes no la conocen, su ubicación escondida también la protege del exceso de turismo. Además, la comodidad está garantizada gracias a su excelente zona de aparcamiento y la presencia de duchas para refrescarse después de un día de sol y mar.

¿Te resulto útil este contenido?

Compártelo

Productos que te podrían interesar

Scroll al inicio