Cómo mantener tu nevera náutica siempre blanca

mantener nevera nautica siempre blanca - inuitz

Contar con una buena nevera náutica tanto a bordo como compañera de pesca es una gran ventaja sobre todo ahora que las temperaturas son elevadas. Nada como poder saborear un refresco o una pieza de fruta fresca. Sin olvidar los cebos de pesca vivos, es la mejor opción para mantenerlos. Si hay algo en lo que pensamos nada más salir en verano es en protegernos del sol. Pero, cómo mantener tu nevera náutica siempre blanca. Parece imposible si tiene que soportar los rayos del sol durante muchas horas, incluso aunque la pongamos a cubierto. 

¿Qué productos usar para limpiar nuestra nevera blanca?

Para limpiar una nevera blanca y mantener su color blanco, hay que utilizar un paño húmedo y pasarlo por toda la superficie. Después, mezcla media taza de lejía y un cuarto de taza de bicarbonato en cuatro tazas de agua tibia. Pasa a limpiar entonces la superficie, deja reposar durante unos 15 minutos y elimina los restos con otro trapo limpio y húmedo. 

El plástico a medida que pasa el tiempo va perdiendo su color blanco, tiende a adoptar un tono amarillento, sobre todo si está expuesto (como las neveras náuticas) al sol. Aunque los modelos con los que contamos en Inuitz tienen un tratamiento con inhibidores de rayos UV contra los efectos del sol directo, no viene mal que hagamos un mantenimiento para que nuestra nevera blanca permanezca perfecta. 

El bicarbonato de sodio es un gran aliado para mantener una superficie blanca y eliminar así ese tono amarillento. Además, ayuda a minimizar los gérmenes y la suciedad presente en la superficie. ¿Sabías que con agua oxigenada puedes blanquear cualquier superficie de plástico? Sin olvidar la lejía, una opción que todos conocemos, pero que mezclada con bicarbonato logra aún mejores resultados.

Elige una nevera náutica blanca que sepa protegerse del sol y las tormentas

nevera nautica protegerse del sol - inuitz

En Inuitz encontrarás una gran variedad de neveras náuticas, apropiadas para tus necesidades, tanto para llevarla en el barco, o como compañera de pesca. Por ejemplo, la nevera portátil Igloo Marine Ultra 30 de 28 litros, no sólo es perfecta para practicar tu deporte favorito náutico, cuenta con unas características pensadas especialmente para su uso en embarcaciones o entornos náuticos.

Para que su transporte sea más fácil, cuenta con un asa superior abatible equipada con un agarre antideslizante. 

Este tipo de nevera está creada para resistir en la intemperie. Incorpora un aislante térmico realizado en poliuretano inyectado de alta densidad de 30 mm de grosor, que además de proporcionar una alta capacidad de conservación del frío las hace más resistentes a impactos. 

Pero si nos centramos en cómo mantener la nevera blanca, destaca que su capa exterior es de alta resistencia al contar con un tratamiento especial de inhibidores de rayos UV para evitar el deterioro a largo plazo y mejorar su vida útil. Toda la tornillería y elementos de unión están fabricados en acero inoxidable de alta calidad para resistir la corrosión.

Si queremos mantener más tiempo una nevera con un tono blanco, es imprescindible apostar por un modelo de calidad que no sólo mantenga nuestros alimentos y bebidas frescos, sino que su exterior esté preparado para pasar muchas horas bajo el sol. 

Mantener a la sombra tu nevera blanca 

Una vez que estamos pescando o navegando, igual que intentamos no abrir muchas veces la nevera portátil para que no pierda el frío, también debemos mantenerla lo más alejada posible de los rayos del sol. Puedes cubrirla si no encuentras sombra, pero, aunque sea de máxima calidad, no vendrá mal evitar que le den los rayos directamente durante varias horas.

El sol directo, sobre todo en verano, puede tener un impacto negativo en tu nevera de verano. A pesar de que su exterior tenga un tratamiento especial, si se calientan en exceso, esto actuará de manera negativa en el mantenimiento del frío y entrará humedad, provocando que nuestras bebidas y comida se calienten. Y esto no es lo que buscamos en una salida al mar o a la playa. 

Una opción sencilla para protegerla es cubrirla con una toalla si estás practicando la pesca y te resulta imposible moverte del lugar. Pero esto sólo en el caso de que haya más remedio que exponer tu nevera náutica al sol. Siempre hay opciones para protegerla, el color blanco es ideal para los coches, y también para las neveras si se trata de desenvolverse por lugares calurosos, pero a pesar de todo, unos mínimos cuidados harán que el exterior se vea atractivo. 

¿Qué tipo de mantenimiento necesita tu nevera portátil?

El mantenimiento exterior es importante como hemos visto para conservar el color blanco, pero el interior también. En las neveras tradicionales que utilizan hielo o placas, uno de los consejos es limpiarla muy bien por el interior una vez lleguemos a casa con el fin de evitar malos olores. La queremos de un blanco impoluto y perfecta para nuestra próxima salida. Nuestras neveras portátiles Igloo náuticas están provistas de inhibidores de malos olores por lo que el mantenimiento sería mínimo. 

¿Conocías estos consejos para mantener el color de tu nevera náutica?