¿De qué material debería ser una botella de agua infantil?

Tener una botella de agua infantil ha dejado de ser una moda para ser una necesidad imperiosa. En el caso de los niños, contar con una botella reutilizable les ayuda a tener más conciencia ecológica y social, transmitiéndoles la importancia de llevar un estilo de vida más sostenible. Pero, ¿Cuáles son las mejores alternativas para nuestros peques? ¡Veámoslas!

¿Por qué descartar el plástico de un solo uso?

Plástico de un solo uso

Comprar botellitas de agua de plástico de un solo uso no le hace ningún bien al medio ambiente, es más, es un suma y sigue al desastre ecológico actual. De hecho, solamente en EEUU se generan 1,5 millones de toneladas de residuos plásticos cada año, que para ser producidos requieren de 178 millones de litros de petróleo… Y todo para que la mayoría terminen en vertederos o como micro plásticos en el fondo de nuestros océanos, dado su carácter no biodegradable.

Puede que seas de los que compran las botellitas de plástico en las tiendas de alimentación para tus hijos y les invites a rellenarlas y usarlas varias veces. Pero, es vital que sepas que estas solamente deberían usarse una vez, ya que contienen componentes químicos que pueden ser perjudiciales para la salud como es el caso del BPA, también conocido como bisfenol A.

Este componente se encuentra en algunos tipos de plásticos y, en determinadas condiciones, podría traspasar a las bebidas o alimentos, migrando a nuestro organismo y acumulándose en él, con el riesgo que ello conlleva.

Por lo tanto, si estás decidido a contribuir (y que tus peques también lo hagan) al medio ambiente, además de cuidar la salud de toda la familia, llega el momento de elegir el material adecuado para vuestras botellas reutilizables.

Botella de agua infantil: mejores alternativas según el material

Opciones hay varias, ¡sí! Pero lo que siempre debes tener en cuenta a la hora de elegir una buena botella de agua infantil es que sea de un material libre de BPA.

Resinas PP, PET o PCGT

En Inuitz ofrecemos una amplia gama de botellas de agua infantiles hechas con resina, que además de por su perdurabilidad se caracterizan por sus atractivos diseños y su facilidad para ser recicladas una vez culmina su vida útil.

Algunos ejemplos de este tipo de botellas ideales para los más pequeños son:

De cristal

En general el cristal podría ser buen material para las botellas reutilizables, puesto que es fácil de limpiar, es reciclable y no reacciona en contacto con las bebidas, por lo que no adquiere sabores extraños ni regustos.

Sin embargo, si estás en busca de una botella de agua infantil, no sería la mejor solución a no ser que se tratara de niños bastante mayores y cuidadosos, puesto que suelen pesar bastante y su transporte en el cole puede resultar más incómodo.

De acero inoxidable

La característica principal de las botellas de acero inoxidable es que mantienen los líquidos fríos o calientes durante más tiempo que las botellas de cristal o de plástico. Podría ser una buena alternativa, pero tampoco es una característica esencial si tus peques van a usar la botella para llevar agua a temperatura ambiente en su día a día en la escuela.

¿Cómo mantener limpia una botella de agua infantil? 

Una vez ya sabes cuál es el material ideal para poder elegir la mejor botella de agua infantil, llega el momento de conservarla en buen estado para que pueda ser reutilizada un sinfín de veces.

Es recomendable acostumbrar a los más pequeños a mantener limpia su botella. Por ello, es conveniente enseñarles buenos hábitos de higiene relacionados con dicho complemento.

Está claro que en el colegio no se van a poner a lavar con jabón ni en lavavajillas, pero sí se pueden habituar a enjuagar con agua levemente su botella antes de volver a llenarla, así como tomar por costumbre fregarla o meterla en el lavavajillas una vez en casa.