5 rutas en caravana por el norte de España

rutas en caravana por el norte de españa - inuitz

Estas cinco rutas en caravana por el norte de España se convertirán en tu escapada perfecta. Continua leyendo porque te vamos a dar ideas para que te dejes sorprender por rincones dentro de España que quizás no conocías. Ahora es el momento de disfrutar de la belleza de nuestros pueblos. Tú solo tienes que preparar todo lo necesario, como nuestras botellas reutilizables, y elegir qué ruta te tienta.

5 rutas en caravana por el norte de España que no olvidarás

rutas en caravana que no olvidaras - inuitz

País Vasco

Euskadi es hermoso pero lo mejor es apostar por una ruta sin muchas paradas para disfrutar al máximo. Si disponemos de pocos días, mejor abarcar poco y saborear cada rincón. La primera parada nos llevará a Elciego, Álava. Este pueblo se caracteriza por sus uvas, hay muchas bodegas para visitar, la más famosa y antigua es la del Marqués de Riscal. 

A 50 kilómetros de Elciego se encuentra Vitoria, la capital de Álava. Uno de los lugares más emblemáticos es la plaza de la Virgen Blanca. También contamos con la Plaza del Machete y la calle Cuchillería donde podremos visitar la Casa Cordón de estilo gótico.

A una hora de Vitoria, está Vizcaya, con sus conocidas calles medievales junto a la Catedral de Bilbao, el Teatro Arriaga. En Bilbao es de visita obligada el museo Guggenheim de arte moderno. El cachorro Puppy de flores, te espera. No olvidamos sus pintxos. 

Si lo que nos apetece es terminar con una visita por zonas costeras, en Bilbao tenemos, por un lado, la playa de La Arena, situada a los pies de un pueblo precioso con el mismo nombre. Allí encontramos tabernas y bares donde comer. La playa de Górliz es otra opción, y en su entrada hay un gran parking donde podemos pernoctar gratuitamente. Además, te recomendamos estas neveras portátiles

Asturias, entre mar y montaña

Una ruta en caravana por Asturias es sinónimo de atractivos naturales en forma de montañas y una costa que es un paraíso para todos los amantes del mar. Comenzamos por Taramundi, un pueblo ubicado en el extremo occidental de Asturias, entre montañas y valles. 

Taramundi es denominado por quienes lo visitan como “un lugar sacado de un relato mágico”. Destaca el campanario de su iglesia dedicada a San Martín. El hotel rural “La Rectoral” es emblemático porque fue pionero en el turismo de este tipo.

Cerca de Taramundi puedes visitar:

  • Museo de Mazonovo: el mayor museo de molinos de España.
  • As Veigas: una aldea pequeña llena de encanto.
  • Bres: un pueblo artesano y digno de recorrer.
  • La Salgueira: una gran caída de agua de cincuenta metros en un paraje boscoso.

A 25,9 km de Taramundi se encuentra Castropol. Esta población está situada a orillas de la Ría del Eo, una Reserva Natural, por esta razón Castropol se convierte en el lugar perfecto para disfrutar de paseos en barco, y así descubrir flora y fauna a la vez que probamos su excelente cocina marinera. 

A unos 50 minutos de Castropol nos espera Cudillero, otro de los pueblos hermosos de Asturias. Enclavado en un acantilado tiene una ruta de miradores con unas vistas espectaculares. Las casas son de colores y están situadas de forma escalonada por la ladera. Cudillero invita a callejear, pero no te olvides de acercarte al Faro de Cudillero.

Hacia el sur, si conducimos durante una hora por la AS-16 y AS-227, llegamos al Parque Natural de Somiedo un espacio natural protegido con más de 29.100 hectáreas que pertenece al municipio de Somiedo. Existen diversas rutas ya diseñadas. La más conocida es la ruta por los Lagos de Saliencia, compuesta por el lago de la Cueva, Calabazosa, Cerveriz y la Laguna de Almagrera o La Mina. 

A tan sólo una hora y cuarto de Somiedo se encuentra Gijón, ciudad conocida por su turismo y por los surferos que desean disfrutar de las olas de la playa de San Lorenzo. En el Parque del Cerro de Santa Catalina, se encuentra el Elogio del Horizonte, una escultura que ya se ha convertido en un símbolo de Gijón y es obra de Eduardo Chillida. 

Pernoctar el Gijón es fácil porque hay diferentes áreas de descanso, como el Área de El Arbeyal que cuenta con 18 plazas y es gratuita.

Cantabria

Cantabria no sólo cuenta con playas infinitas, bosques encantados , balcones de madera repletos de flores, pinturas rupestres, prados donde las vacas pastan en libertad, es también la humedad del bosque y del mar. Una de las zonas del norte de España que merece la pena visitar y descubrir en nuestro viaje en caravana.

Vamos a empezar por Castro Urdiales. Esta ciudad ajardinada está rodeada de edificios como el de Salvarrey, en la Avenida de la Constitución y cuenta con una hermosa vista al conjunto monumental de Puebla Vieja. También es de visita obligada el Paseo Marítimo. 

El Puerto de Castro Urdiales aún conserva la esencia de los lugares pesqueros. Allí llegan embarcaciones que suministran pescado y marisco a los restaurantes de la región. Cerca, se encuentra la Plaza del Ayuntamiento, rodeada de terrazas y la Casa de los Chelines, declarada Bien de Interés Cultural en 1991. 

A unos veinte minutos de Castro Urdiales está Laredo, la capital de la comarca de la Costa Oriental. Es un lugar famoso de veraneo en Cantabria porque tiene una oferta de ocio interesante. Laredo destaca por su condición de puerto real. 

Santoña se encuentra a veinte minutos de Laredo. Una villa marinera que cuenta como muchas rutas como la del Faro del Caballo (Mejor Rincón de España según la Guía Repsol en 2014)  También podrás recorrer las playas de Santoña, como la Playa de Berria, o dar un paseo por El Pasaje. 

A cuarenta minutos de Santoña se encuentra Santander, en el corazón de Cantabria. Esta ciudad destaca por el Palacio de la Magdalena, hermoso por el día y mágico si te acercas por la noche, el Casco Antiguo o los Jardines de Pereda.

La Península de la Magdalena es un parque que podemos recorrer en el tren turístico conocido por el “magdaleno”. Descubriremos la Playa de Los Bikinis, el Embarcadero Real o el Faro de la Cerda. De vuelta a Santander se halla el funicular Río de la Pila ubicado en la parte antigua de la ciudad. 

Para pernoctar en Santander, puedes acudir al parking de la marina en el puerto deportivo por seis euros, o el área de auto caravanas de las Llamas, con 25 plazas y gratuita.

Galicia

La ruta en caravana por Galicia comenzará por Ribadeo, un pueblo que separa el principado de Asturias de Galicia. La Playa de las Catedrales podemos visitarla desde Rinlo, que se encuentra a unos 11 kilómetros y comenzar la “Ruta de las playas” que concluye con la de Las Catedrales. 

Para pernoctar, a unos 10 minutos de la Playa de las Catedrales está el camping Benquerencia Playa situado en San Pedro de Benquerencia que cuenta con 80 plazas, lavandería y duchas de agua caliente.

Desde San Pedro de Benquerencia y a unos 104 kilómetros llegamos al Cabo de Ortegal. A 19 kilómetros de este cabo se encuentra Santo André de Texeido, una aldea que cuenta con el santuario del mismo nombre, un lugar de peregrinación muy popular. 

Vámonos a Ferrol, a unos 34 kilómetros. Ferrol creció desde el Muelle de Curuxeiras hasta convertirse en una villa comercial. En este muelle comienza el Camino Inglés de Santiago. Visitaremos el barrio de La Magdalena donde están los Jardines de Herrera.

Nuestra ruta termina en A Coruña. En ella se encuentra la Torre de Hércules, emblema de la ciudad. Debajo de la Torre de Hércules se encuentra la Rosa dos Ventos, un mosaico que representa los rumbos náuticos. Una vez más, de obligada visita es la Praia dos Cristais o Playa de los Cristales. Parece cubierta por gemas de diferentes colores. Para pernoctar, en Laxe está el área para autocaravanas de Santa Rosa.

Navarra 

La ruta por Navarra, si nos gusta la montaña debería empezar por el Valle de Roncal situado en el corazón del Pirineo Navarro. Cuenta con rutas agrestes, vida salvaje y unos paisajes admirables. En este lugar se encuentra el Parque Natural de los Valles Occidentales, la Selva Irati y Roncesvalles. Hay varios museos interesantes en la zona, el más popular es el Museo del
Queso ya que en la zona se elaboran unos quesos deliciosos.

A una hora de Pamplona encontramos la Selva de Irati, un rincón donde se ubican tres reservas naturales: la de Mendilatz, la de Truistibartea y la reserva integral de Lizardoiaque. La Selva de Irati cuenta con rutas para recorrer a pie, en bicicleta y a caballo. El Mirador de Hiriberri ofrece una visión panorámica de la Selva de Irati.

El pueblo de Roncesvalles está a 60 kilómetros de la Selva Irati. Allí podemos visitar el Museo-Tesoro de la Real Colegiata de Roncesvalles, la Real Colegiata de Roncesvalles y el Conjunto Monumental del Alto Ibañeta. 

A 30 km de Roncesavalles se encuentra el pequeño pueblo de Eugi. El municipio está en un enclave natural, a orillas del embalse de Eugi. Diversas rutas de senderismo nos llevan hasta la cima del Monte Arrabal o el Collado Gurutxaga. 

Desde Eugi, a 27, 6 kilómetros se encuentra la capital de Navarra, Pamplona. Una ciudad accesible para ir en caravana que cuenta con un área en el centro a unos 15 minutos a pie del Casco Viejo de Pamplona. Todos conocemos la ciudad por los Sanfermines, pero hay mucho que ver y visitar. El parque Yamaguchi, de estilo japonés es un ejemplo, en él encontraremos el Planetario de Pamplona.

Lugares de obligatoria visita son el Casco Viejo, la calles Estafeta, el Monumento al Encierro, la hornacina de San Fermín, la Catedral de Pamplona, el Nuevo Casino Principal y la Plaza del Castillo. Al encontrarse todo muy cerca, podemos disfrutar del paseo y hacer alguna parada en sus bares o restaurantes. 

 

¿Con qué ruta te quedas para tu próxima escapada en caravana? Es difícil elegir. Pero siempre podemos empezar por una hasta completar las otras cuatro. El norte de España es hermoso y es casi una obligación descubrirlo y disfrutarlo.